Páginas vistas en total

sábado, 2 de febrero de 2013

Arroz y conejo de mi madre

No hay duda que el mejor arroz que te puedas comer es el de tu madre, pero en mi caso es que no puedes dudar que tiene mérito pues es de esas recetas que pasó de mi abuela a mi madre y que no quiero que se pierda ahí.

Ingredientes para 6 personas:

- 1 conejo troceado por tí a ser posible (trocear sin máquina, pues salen astillas de los huesos)
- 4 tomates rallados
- Aceite
- Arroz
- Agua (a ser posible agua dura, con cal)
- Azafrán
- Sal
En función del gusto de cada uno este arroz admite otro tipo de ingredientes como son los caracoles, el tomillo, el romero...
En primer lugar freimos el conejo por todos lados con un dedo de aceite en la base de la paellera.


Cuando esté casi listo retiramos a un bol la carne del conejo y añadimos el tomate rallado a la sartén para hacer el sofrito.


Volvemos a incorporar el conejo a la sartén y añadimos la sangre del conejo a este sofrito. Ponemos el arroz para 6 personas (mi madre lo mide a puñados, 1 por cabeza y yo con vasos de los de la leche, medio por persona).

Doramos un poco el arroz antes de incorporar el agua, moviéndolo para que no se pegue.


Añadimos el agua al arroz. Este paso es más importante de lo que parece pues dependiendo del fuego y de la sartén las cantidades varían.Generalmente es el doble de agua que de arroz (yo pongo un vaso de agua por persona) pero si vemos que falta agua es muy importante que el agua que se añada esté hirviendo también, por lo cual tendremos un cazo pequeño al lado de nuestra paellera con agua hirviendo.


Lo que no puede faltar es que nuestro arroz esté hirviendo unos 15 minutos, aunque dependiendo del tipo de arroz puede ser un minuto más o uno menos. Después de hecho es conveniente tapar unos 3 o 4 minutos antes de servir.